Translate

.

domingo, 31 de agosto de 2008

¡Dinosaurios de la Patagonia en Bogotá!


¿Nos ataca un ejercito de dinosaurios bailarines (como en las sombrías aventuras de Billy y Mandy)? No lo creo así.

sábado, 31 de mayo de 2008

Que no, carajo, que no es un mamut (III)

En esta ocasión si voy a dejar clara la diferencia entre un mastodonte y un mamut. Para esto vale la pena recordar que ambos tipos de animales pertenecen a un grupo de mamíferos llamado proboscídeos (este término proviene de la palabra "proboscis" que significa trompa). las formas fósiles mas antiguas conocidas tienen unos cincuenta y tantos millones de años. No eran animales tan parecidos a los elefantes modernos, con el tamaño de un cerdo y hábitos probablemente acuáticos. El Phosphatotherium y el Moeritherium son dos buenos ejemplos. Con un metro de altura, su aspecto quizás recordaba vagamente a un pequeño hipopótamo. Sin embargo, estos proboscideos primitivos ya mostraban unos incisivos agrandados, precursores de las defensas (mal llamadas colmillos) de los elefantes actuales.
 El cráneo de Moeritherium

sábado, 10 de mayo de 2008

El desierto de la Tatacoa: Antiguo territorio del Purussaurus


Villavieja Rock city!
Apenas ha pasado una semana desde que llegué de Villavieja, un municipio del departamento del Huila que se autodenomina “capital paleontológica del Huila” (en ocasiones las dos últimas palabras quedan sustituidas por: “de Colombia”). ¿Cual es el motivo de esta denominación? Pues resulta que Villavieja es también la puerta de entrada al turismo en el Desierto de la Tatacoa. Originalmente la zona estaba ocupada por bosque seco tropical, con ceibas y una gran diversidad de vegetación, pero generaciones de tala, quema, agricultura y ganadería, desde la conquista, lo convirtieron en un desierto antropogénico. Un ejemplo de estudio florístico aquí. Ciertos profesionales que trabajan con ecología del paisaje vegetal me dicen que en uno que otro sitio puede verse una Ceiba solitaria en la mitad de algún terreno, como recordatorio de lo que fuera alguna vez el desierto.

viernes, 9 de mayo de 2008

¡Que no, carajo, que no es un mamut! (II)

En la entrada anterior hice la promesa de diferenciar a los mastodontes de los mamuts, pero incumplí al extenderme tanto escribiendo de más, preferí continuar el tema en otra entrada, aprovechando para detallar mejor a ambos tipos de animales. Nos habíamos quedado en que los elefantes y los mastodontes son dos cosas diferentes, pero que comparten un ancestro común, y que la diferencia mas notoria está en la forma de sus dientes (cúspides en mastodontes contra crestas en elefantes). Ahora, para prolongar mas la espera e irme por las ramas (creanme que en realidad lo siento) vamos a ver que NO es el mastodonte, mejor dicho, que es un mamut.

Ahora si: Papá, mira, un mamut! Un bebé mamut congelado de siberia.

sábado, 3 de mayo de 2008

¡Que no, carajo, que no es un mamut! (I)

En la no muy votada encuesta siguen los fósiles colombianos en primer lugar, de modo tal que vamos a comenzar con uno de los mas ilustres.
Los visitantes del Museo geológico José Royo y Gómez del INGEOMINAS, en Bogota, siempre exclaman lo mismo recién han entrado al museo y observado lo que tienen a la derecha: ¡miren: un mamut! Como los mamuts con un elemento tan reiterativo en el cine y la televisión norteamericanos, son bien conocidos por el público. Por eso, al ver un gran esqueleto fósil de aspecto elefantoide y grandes defensas, exclamarán “mamut” sin dudarlo. Lo que ellos ven no es un mamut, es uno de los vertebrados fósiles más abundantes en hallazgos en Colombia y otras partes de Suramérica. Sin embargo, la confusión alrededor de estos animales puede ir mucho mas allá de “el mamut”, hallándose errores aún peores, como el caso en Perú.

Mira papá: Un mamut!

miércoles, 16 de abril de 2008

Empantanado

El pantano anda como seco y yo me trato de enterrar infructuosamente en mi lodazal de ocupaciones, a la espera de las lluvias, a ver si me queda tiempo para postear alguna cosa nueva. Ya hay un par de cosas en proceso, pero por si acaso, dejo abierta una encuesta para que me cuenten que les gustaría ver.

miércoles, 26 de marzo de 2008

Entonces no hubo meteorito

Se que soy jactancioso, pero ni siquiera el mismísimo Paleofreak (rey indisputado de los blogs paleontológicos en español) había seguido esta historia. y es bien taquillera:
En septiembre del año pasado se armó un revuelo terrible con una publicación de la revista PNAS(El artículo completo aquí). Los autores afiman haber hallado evidencias del impacto de un bolido extraterrestre (termino estrafalario que agrupa a asteroides y cometas) al final del pleistoceno, asociado con la extinción de la megafauna de norteamerica y la desaparición de la denominada cultura clovis (favor no confundirse con la pelicula ENTERAMENTE FICTICIA "10.000-A.C."). De probarse cierta semejante suposición, esto implicaría un cambio notable en la percepción que tenemos de los cambios de nuestro mundo en tiempos relativamente recientes.

Animación cara no es sinónimo de rigor científico (parece obvio e innecesario de mencionar, pero muchos se tragan el anzuelo).

jueves, 21 de febrero de 2008

Y que rayos es un astrapoterio?

El contacto que muchas personas (casi todas) tienen con la paleontología (en especial la Paleontología de vertebrados) es a traves de alguna producción mas o menos estrafalaria de un canal de televisión tal como Discovery Channel o National Geographic. A la BBC se le debe el honor de hacer mas conocidos muchos otros vertebrados y otras formas de vida extintas (desde euripteridos hasta creodontes, pasando por ostracodermos y trilobites) gracias a las series de "paseando con" (otro tanto hizo más recientemente el canal ITV con la muy fantasiosa serie "parque prehistórico" que se emitió en TV nacional por el canal regional citytv). Por supuesto, existe cierta selección de animales menos conocidas para el público general. El amable parroquiano que nos encontramos todos los dias sin duda tiene idea de un montón de detalles, e incluso, uno que otro aparte las controversias cientificas que se entretejen alrededor de figuras tan famosas como el Tyrannosaurus rex o el Velociraptor mongoliensis. Del mismo modo, pueden llegar a haber escuchado mucho acerca de la velocidad del guepardo, que los elefantes machos en celo son peligrosos y que los leones matan hienas, sin tener la mas remota idea de que es una danta, un lobo pollero, una guagua loba, una charapa, un churuco o un borugo. Menos aún tienen idea de la existencia, hace millones de años, de criaturas muy inusuales, que no tienen parientes cercanos en la actualidad, y que vivieron en Colombia y otros paises de suramérica. La proporción (relativamente baja) de internautas colombianos lectores e interesados en la paleontología de vertebrados, sin duda encontrará interesantes algunos de los apuntes que aquí presenta este servidor, acerca de unas criaturas muy extrañas, que habitaron Suramérica en la época que esta era un continente-isla, separado del resto del mundo: Los astrapoterios.

El esqueleto de Astrapotherium magnum en el Field Museum (Riggs, 1935)