Translate

.

jueves, 25 de febrero de 2010

Yendo de un lado para otro y... ¿ballenas asesinas?

Quizás he pasado mas tiempo en campo en los últimos 5 meses que en ninguna otra época de mi vida. Ha sido fantástico, he conocido muchos lugares interesantes y empleado múltiples medios de transporte. Paso poco tiempo en Bogotá, pero la mejor parte es que ando mucho mas despierto y dinámico, lo cual espero se vea relejado en muchas otras actividades (incluyendo este blog).
Aquí una selección de videos que dejan entrever cierta psicopatología que padezco, conocida como "sindrome del turista japonés":
Con variados fondos musicales, según la región.
De lo mas arido a lo mas húmedo.
Y por supuesto, caminando (si no, ¿como voy a encontrar esos fósiles?)
Muchos pueblos, y casas en el campo, y mucha gente.
Siempre es bueno regresar a casa, y tener tiempo para dejar algo en El Pantano del Purussaurus.
Me asombro y no me asombro al mismo tiempo al recibir la noticia de la muerte de la entrenadora del SeaWorld Orlando, al ser atacada por la orca Tilikum. Estos animales, acostumbrados a vivir en grupos sociales, y vagabundear a lo largo y ancho del globo, son metidos en un tanquecito a repetir aburridas y humillantes rutinas de entretenimiento. Así cualquiera se sale de casillas. Y si se es un carnivoro gigante y de elevadísima inteligencia, el resultado es de esperar, así no sea muy frecuente. ¿Por qué no dejamos a estos pobres animales (y a todos los demás) en paz?
Carnivoros gigantes, inteligentes y capaces de cazar coordinadamente. No se la pasan matando humanos simplemente porque son mucho mas respetuosos con nosotros que nosostros con ellos. la imagen salió de aquí.
Aparentemente los ataques de orcas en cautiverio son mas frecuentes de lo que se cree, y de inmediato uno se ve tentado a especular acerca de esfuerzos por ocultar información, clausulas raras en contratos laborales y ese tipo de cosas... ustedes me entienden.