Translate

.

viernes, 22 de mayo de 2009

Darwinus: y el tortuoso camino que separa la academia de la gente común.

(Una explicación acerca de los alborotos que se han desatado alrededor de Darwinius masillae)
No me gusta mucho ponerme a hablar del último descubrimiento que sale en las noticias y en los periódicos, porque todo el mundo hace una reseña de lo mismo y, además de ser redundante, lo que escriba al respecto va a perderse en un mar de opiniones. Me parece mas recomendable escribir acerca de algún tema bien conocido académicamente, pero desconocido para el ciudadano promedio (Si ud. lee en inglés, un maravilloso espacio de este tipo puede encontrarse aquí). Y, más importante, pecaría por falta de originalidad. Por esa razón me he resistido a escribir mucho sobre dinosaurios, de modo particular si se trata de alguna forma emplumada proveniente de China. Sin embargo, me he decidido a pronunciarme acerca del nuevo primate descubierto en el yacimiento de Messel, Alemania, llamado Darwinius masillae. Me tardé un poco mas, pues primero que todo tenía que leer el artículo original, y antes que eso, debía dedicarme a lecturas mas prioritarias.
El Yacimiento de Messel es uno de los fossil-lagerstätten mas conocidos del mundo. Un fossil-lagerstätten es un yacimiento fosilífero cuyas condiciones de formación han hecho posible una preservación excepcional de los restos de los organismos, no solamente las usuales partes duras, sino también partes blandas como pelos, plumas, incluso en ocasiones también ojos y vísceras. Pero no esperen encontrar plumas sedosas ni ojos azules saliendo de las rocas. En realidad la preservación de las partes blandas suele deberse a la acción de bacterias que descomponen lentamente los restos en ausencia de oxigeno (si, muchas bacterias sobreviven en ausencia de oxígeno, incluso el oxígeno es letal para muchas de ellas). Los fósiles de Messel son sencillamente hermosos. Hay peces, tortugas y cocodrilos, perfectamente articulados, en ocasiones con los restos de sus últimas comidas. Ya quisiéramos muchos encontrar a nuestros fósiles objeto de estudio tan bien preservados y ofreciéndonos tanta información. También han aparecido varios tipos de vertebrados difíciles de encontrar en yacimientos “usuales”, principalmente formas arborícolas que viven en bosques cerrados. Esto incluye pajaritos y algunos mamíferos de bosque, incluyendo primates, por supuesto.


Un pariente pequeñin de los caballos. ¿Ya les dije que estos fóslies eran muy bonitos?

miércoles, 20 de mayo de 2009

Cuando vaya a la Villa, échele un vistazo a la Valla.

Esta entrada del blog la hago simplemente para mostrarles algunos de los últimos trabajos gráficos en los que participé durante los seis meses que trabajé en el Museo Paleontológico de la Universidad Nacional de Colombia en Villa de Leyva, que próximamente será el Centro de Historia Natural de la Universidad.

Con Carlos Echavarría y Jiovani Suarez.

Muchas gracias por la (s) advertencia (s), señor Samper.

Daniel Samper es un periodista reconocido en Colombia, y esta entrada al blog es un comentario acerca de una de sus últimas columnas la cual me ha parecid… ¡Momentito! ¿Que pasó? ¿Acaso ha cambiado el propósito inicial de este blog? ¿Ya no vamos a leer aquí sobre huesos viejos y cambios climáticos en tiempos remotos?

Daniel Samper Pizano.
¡Nada de eso! seguimos en la misma tónica. Pero que primero se me permita un momento para explicarme.

lunes, 4 de mayo de 2009

Un salón de trofeos (II)

Antes de pasar a temas mas serios, y como lo prometido es deuda, aquí tenemos la segunda parte del video con la "sala de trofeos" creada para el video juego "Trespasser".

<iframe src="https://www.facebook.com/video/embed?video_id=78769898939" width="800" height="600" frameborder="0"></iframe>

domingo, 3 de mayo de 2009

El profesor Gingerich, la "protoballena" preñada, y la publicación abierta.

Recientemente, Philip Gingerich, de la universidad de Michigan, junto con varios colaboradores, han reportado el hallazgo de un nuevo cetáceo basal, o en otras palabras: un miembro arcáico, "primitivo" del grupo al que pertenecen nuestras modernas ballenas y delfines. El Maiacetus inuus es inusual pues se trata de los esqueletos de una madre y un feto no nacido en su interior. La cabeza de la cría "apunta" hacia atrás de la madre, y en eso radica el "bombazo" de este hallazgo: los ancestros costeros semiacuáticos de las ballenas daban a luz como los mamíferos terrestres, casi con toda seguridad en tierra.
Sin embargo, el hallazgo no me ha puesto a pensar tanto por lo inusual del hallazgo. Despues de todo, Gingerich ha estudiado la evolución temprana de las ballenas y ha buscado esta clase de restos por décadas. Tampoco la orientación "inusual" del feto, ya que las ballenas son muy próximas a los artiodáctilos (los cuales nacen "cabeza primero"), no es de extrañar que en alguna etapa basal los cetáceos nacieran igual, antes de desarrollar su patrón de nacimiento "cola primero".
Lo que mas me llama la atención es que Gingerich haya publicado sus resultados no en Science o en Nature, ni en Journal of Vertebrate Paleontology sino en PLoS one. En cualquiera de aquellas prestigiosas publicaciones le habrían aceptado semejante primicia (seamos serios, no es algo que se encuentra todos los días), sin embargo, prefirió hacerlo en este journal el cual es relativamente nuevo y (mas importante) de acceso abierto. Si, si, esto quiere decir que el artículo original puede ser descargado aquí.