Translate

jueves, 1 de noviembre de 2018

Acerca del caiman gigante, al cual este blog debe su nombre. (IV)

Continuando con la tendencia de reutilizar textos (en este caso también imágenes) originalmente escritos con propósitos diferentes al del blog, vamos a hacer una "continuación" a la serie sobre el caimán gigante Purussaurus, de la cual ya existen una primera, segunda, y tercera partes. Las entradas anteriores de esta serie son también textos reciclados que fueron escritos originalmente con otro propósito.

El Purussaurus era una tipo de caimán gigante, tan largo y pesado como un bus, el cual vivió entre 16 y 9 millones de años atrás, durante la época conocida como Mioceno.  Se han encontrado fósiles del Purussaurus en varios países de Suramérica, incluyendo Brasil, Perú y Venezuela (Aguilera et al, 2006; Bocquentin, et al, 1989, Salas-Gismondi et al, 2015). En Colombia, se han encontrado fósiles del Purussaurus en los departamentos de Tolima, Huila, Norte de Santander, Amazonas y la Guajira (Jaramillo Justinico et al, 2011; Langston, 1965; Moreno-Bernal et al, 2016).

La caracteristica mas notoria del Purussaurus es su gran tamaño.
El Purussaurus era un caimanino, es decir, pariente cercano de las babillas, cachirres, yacarés y caimanes negros que viven en Suramérica (Brochu, 1999, 2003). Se conocen tres especies de Purussaurus. La más grande, Purussaurus brasiliensis, fué encontrada en la amazonia de Brasil (Barbosa-Rodrigues, 1892; Bocquentin, et al, 1989) . Los fósiles del Purussaurus neivensis, la especie más antigua, se encontraron en los departamentos del Huila y el Tolima, y también en la amazonia de Perú (Langston, 1965; Salas-Gismondi et al, 2015). El Purussaurus mirandai, del norte de Venezuela, fué nombrado en honor al héroe de la independencia Francisco de Miranda Aguilera et al, 2006).
Cráneos representativos de algunas especies de Purussaurus. A la izquierda, el cráneo de un caiman negro de gran tamaño (3,6 a 3,8 metros de largo).
La pesada cabeza del Purussaurus medía más de un metro de largo, de estructura engrosada y resistente para soportar la enorme presión que sus mandíbulas generaban al morder con fuerza. Su hocico era corto y ancho, similar al del caimán negro que vive en la Amazonía, o el aligátor que vive en el sur de los Estados Unidos. En el cráneo, la abertura nasal era inusualmente grande y alargada comparada con la de los cocodrilos modernos. En algunas especies de Purussaurus esta abertura ocupaba más de la mitad del largo del hocico. Una cresta ubicada en frente del espacio entre los ojos, que recuerda al "puente" en un par de gafas, es un rasgo que el Purussaurus comparte con el caimán negro, la babilla y otros caimanes que viven en Suramérica. Detrás de las cuencas de los ojos, el cráneo del Purussaurus tenía dos protuberancias alargadas, cuya función se desconoce.
El rostro ancho del Purussaurus era similar al de especies que viven hoy como el aligator de Florida (izquierda) y el caiman negro (derecha)
Algunas caracteristicas del cráneo de Purussaurus.
La forma y el tamaño de los dientes del Purussaurus variaban a lo largo de la boca
Los dientes delanteros del Purussaurus, robustos y de forma cónica, le ayudaban a atrapar sus presas. En la parte de atrás de las mandíbulas, sus dientes eran romos y globosos. Con estos dientes posteriores, el Purussaurus podía triturar los huesos de grandes mamíferos o los caparazones de tortugas acuáticas. Los osteodermos, o placas de hueso en la piel del Purussaurus, eran inusualmente gruesos y de superficie más lisa comparados con los de los cocodrilos modernos. El estudio microscópico de estas placas revela que su estructura era sólida, sin espacios huecos en su interior (Scheyer & Moreno-Bernal, 2010). Algunos animales acuáticos, como el manatí, tienen huesos muy gruesos y pesados que les permiten permanecer sumergidos con poco esfuerzo. Esto sugiere que el Purussaurus probablemente pasaba mucho tiempo sumergido en aguas poco profundas.

Las gruesas placas de hueso en la piel del Purussaurus, llamadas osteodermos, probablemente le daban un aspecto “empedrado” al lomo del animal. Estas placas probablemente ayudaban al caimán gigante a permanecer debajo del agua sin esfuerzo.
Los huesos del Purussaurus eran más grandes que en los mayores cocodrilos vivientes. ¿Qué tamaño alcanzaba? Al medir la proporción entre la longitud del cráneo junto con el tamaño del cuerpo en los cocodrilos modernos, es posible calcular estimaciones del tamaño del Purussaurus (Moreno-Bernal 2007; Aureliano et al, 2015). Las especies más antiguas llegaban a los 8 metros de largo y 2.5 toneladas de peso, mientras que las últimas sobrepasaban los 10 metros y 5 toneladas. 
Los fósiles del Purussaurus eran enormes, los cráneos alcanzaban más de un metro de largo. Utilizando medidas del cráneo y el cuerpo de los parientes vivientes del caimán gigante, se puede calcular su tamaño.


¿Cómo llegó el Purussaurus a ser tan grande? Una explicación es que temperaturas relativamente altas le permitieron crecer a gran tamaño, de modo similar a la serpiente gigante Titanoboa (Head, et al, 2008). Otra explicación es que el ambiente en que vivió el Purussaurus le proporcionaba la suficiente comida y espacio para desarrollarse. 
Al elevarse las cordilleras del norte de Suramérica , se separaron las cuencas del Amazonas, Orinoco y Magdalena. En la amazonía desaparecieron los mega-humedales. Este cambio causó la desaparición de la mayoría de los tipos de crocodilianos de Suramérica.
Cuando vivía el Purussaurus, las tierras bajas de Suramérica tropical no estaban separadas por la cordillera oriental y otras cadenas de montañas (aún se estaban levantando). El actual valle del río Magdalena estaba unido a la región de los llanos y de la Amazonía, y los ríos fluían hacia el oriente. En la cuenca amazónica, en lugar de un gran río, existían numerosos pantanos y humedales. Esto creaba un ambiente ideal para el Purussaurus, y otros crocodilianos. Es interesante notar que el Purussaurus, junto con otras varias especies de crocodilianos, se extinguió aproximadamente al mismo tiempo que desaparecieron los humedales y dieron paso a los actuales sistemas de los ríos Amazonas, Orinoco y Magdalena.
Referencias.
  • Aguilera, O. A., Riff, D., Bocquentin-Villanueva, J. (2006): "A new giant Purussaurus (Crocodyliformes, Alligatoridae) from The Upper Miocene Urumaco Formation, Venezuela". Journal of Systematic Palaeontology. 4(3): 221-232.
  • Aureliano T, Ghilardi AM, Guilherme E, Souza-Filho JP, Cavalcanti M, et al. (2015) Morphometry, Bite-Force, and Paleobiology of the Late Miocene Caiman Purussaurus brasiliensis . PLoS ONE 10(2): e0117944 doi: 10.1371/journal.pone.0117944
  • Barbosa-Rodrigues, J. (1892): "Les reptiles fossils de la Vallée de L’Amazone". Vellosia, Contribuições do Museu Botânico do Amazonas 2:41-60. 
  • Bocquentin-Villanueva, J., Sousa-Filho, J. P., Buffetaut, E., Negri, F. R. (1989): "Nova interpretação do gênero Purussaurus (Crocodylia, alligatoridae)." Anais do XI Congresso Brasileiro de Paleontologia. Curitiba. 427-438.
  • Brochu, C. A. (1999): "Phylogenetics, taxonomy, and historical biogeography of Alligatoroidea." Society of Vertebrate Paleontology Memoir 6. Journal of Vertebrate Paleontology. Volume 19, Supplement to Number 2. 100 p. 
  • Brochu, C. A. (2003): "Phylogenetic Approaches Toward Crocodylian History." Annual Review of Earth and Planetary Sciences. 31: 357-397
  • Head, J.J.; J.I. Bloch; A.K. Hastings; J.R. Bourque; E.A. Cadena; F.A. Herrera; P.D. Polly, and C.A. Jaramillo. 2009. Giant boid snake from the paleocene neotropics reveals hotter past equatorial temperatures. Nature 457. 715–718. Accessed 2017-05-22.
  • Jaramillo Justinico, A., Parra Sanchez, L. N., Rangel-Ch, J. O., 2011 El registro de los cambios de clima en la estatigrafía de la Amazonía. Caldasia 33(2):539-572.
  • Moreno-Bernal, J. (2007). Size and Palaeoecology of Giant Miocene South American Crocodiles (Archosauria: Crocodylia). 67th Annual Meeting of the Society of Vertebrate Paleontology. Journal of Vertebrate Paleontology 27(supplement to number 3):120A
  • Salas-Gismondi, R., Flynn, J. J., Baby, P., Tejada-Lara, J. V., Wesselingh, F. P., Antoine, P. O. (2015): A Miocene hyperdiverse crocodylian community reveals peculiar trophic dynamics in proto-Amazonian mega-wetlands. Proc Biol Sci. 2015 Apr 7;282(1804):20142490. doi: 10.1098/rspb.2014.2490.
  • Scheyer, T. M. and Moreno-Bernal, J. W. (2010). Fossil crocodiles from Venezuela, with comparisons to other South American faunas. p. 192 - 214 in: Urumaco and Venezuelan Paleontology: The Fossil Record of the Northern Neotropics. Sánchez-Villagra M, Aguilera O, Carlini F. (eds.). Indiana Press University.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mas probable es que el Purussaurus se extinguiera debido a los cambios que hubo en la hidrografía de Suramérica Tropical.

      De tener conexiones entre varias cuencas y el mega-humedal amazónico se para a una condición con cuencas separadas por cordilleras, mas rios, y menos humedales y ciénagas.

      A eso se suma el cambio en el clima global que ocurre desde hace unos 7 millones de años en el Mioceno tardío, el Plioceno y Pleistoceno. Las temperaturas globales disminuyen, aumentan los glaciares, y en el trópico algunos lugares se hacen mas secos.

      Eliminar

Los comentarios ofensivos, de anónimos (pseudónimos no cuentan como nombres), de spam, y que involucren proselitismo religioso serán removidos.