Translate

.

domingo, 26 de enero de 2014

La serpiente gigante Titanoboa, y su mundo.

Esta entrada surgió luego de dibujar una reconstrucción de la serpiente mas grande conocida, Titanoboa cerrejonensis. La descripción que estaba incluyendo en mi cuenta de DeviantArt se hizo tan extensa que me pareció mas digna de este espacio. Vale la pena aprovechar la entrada para resaltar el trabajo de varios investigadores colombianos que se encuentran trabajando en diversas instituciones de varios países. Estos colombianos han publicado, en colaboración con investigadores de otros países, varios artículos sobre las rocas y fósiles de la Formación Cerrejón en revistas científicas especializadas. Entre ellos se encuentran: Germán Bayona, Edwin Cadena, Ricardo Callejas, Mónica Carvalho, Gabriela Doria, Carolina Gómez-Navarro, Fabiany Herrera, Carlos Jaramillo, Camilo Montes, Germán Mora, Sara Morón, Andrés Pardo-Trujillo, Aldo Rincón, Milton Rueda y Vladimir Torres. Quizás algunos otros se me escapan, pero lo importante es destacar el conocimiento que estos científicos han generado en los útlimos años. Varias de las publicaciones de estos y otros investigadores colombianos se pueden encontrar en este enlace.





Titanoboa cerrejonensis (2014). by jwmorenob on deviantART

En esta ilustración, la serpiente mas grande del mundo, Titanoboa cerrejonensis [1], se reclina sobre una palmera cocotera muerta [2] para tomar aire, sumergida en el fondo del brazo de un antiguo delta. Entre la hojarasca del fondo se observan hojas de plantas del bosque húmedo tropical [3, 4], incluyendo Aráceas (la familia del anturio) [5], fabáceas (leguminosas), menispermáceas (la familia del curare) [6, 7] y malváceas (familia del algodón) [8], entre otras. Los restos vegetales del fondo incluyen también la base y los frutos de la palma Nypa [2], una vaina de leguminosa y un coco. Cerca de la superficie flotan pequeños helechos acuáticos del género Salvinia, y en primer plano, la tortuga Cerrejonemys wayuunaiki [9], pariente dercana de las modernas charapas y terecayas (Podocnemis), nada ahuyentada por los lentos movimientos de la serpiente.

 Titanoboa cerrejonensis fué descubierta en la mina de carbón de El Cerrejón, en el departamento de la Guajira, Colombia. Esta serpiente fué originalmente descrita en 2009, con base en hallazgos de vertebras y costillas de gran tamaño [1]. Hallazgos posteriores han revelado algunos huesos craneales, mencionados en 2013 durante el septuagésimo tercero (73) Encuentro Anual de la Sociedad de Paleontología de Vertebrados en Los Angeles, California [10]. En la formación Cerrejón también se han encontrado fósiles de hojas y otras partes vegetales que representan el bosque tropical mas antiguo encontrado, incluyendo parientes cercanos de varios grupos modernos que viven en los bosques amazónicos [3, 4]. Algunas de las palmas, sin embargo, pertenecen a grupos que no se encuentran en América del Sur, pero son comunes en el sudeste asiático [2]. Entre los restos encontrados, sobresale el hallazgo de cocos fósiles. En la Formación Cerrejón se han hallado también restos de tortugas [9, 11, 12] y cocodrilos [13, 14].

 Titanoboa cerrejonensis fue estimada originalmente en alrededor de 12 metros de longitud y una tonelada de peso [1]. Los descubrimientos posteriores sugieren un tamaño ligeramente mayor para algunos especímenes [10]. Se utilizó la relación entre el tamaño máximo de los animales de sangre fría y la temperatura media anual de su entorno [15] para estimar la temperatura del bosque tropical del Paleoceno. La estimación coincide con las cifras obtenidas por otros métodos. Sin embargo, algunos autores han expresado dudas respecto al uso de este método [16].

Referencias

[1] Head, J., Bloch, J. Hasting, A., Bourque, J., Cadena, E., Herrera, F, Polly, P.D., and Jaramillo, C. 2009. Giant boid snake from the Palaeocene neotropics reveals hotter past equatorial temperatures. Nature 457: 715-718.

[2] Gomez, N., Jaramillo, C., Herrera, F., Wing, S.L., and Callejas, R. 2009. Palms (Arecaceae) from a Paleocene rainforest of northern Colombia. American Journal of Botany, 96: 1300-1312.

[3] Jaramillo, C., Pardo-Trujillo, A,. Rueda, M., Harrington, G., Bayona, G., Torres, V., and Mora, G. 2007. Palynology of the Upper Paleocene Cerrejon Formation, Northern Colombia. Palynology 31: 153-189.

[4] Wing, S.L., Herrera, F., Jaramillo, C., Gomez, C., Wilf, P., and Labandeira, C.C. 2009. Late Paleocene fossils from the Cerrejón Formation, Colombia, are the earliest record of Neotropical Rainforest. PNAS 106: 18627-18632.

[5] Fabiany A. Herrera, Carlos A. Jaramillo, David L. Dilcher, Scott L. Wing and Carolina Gómez-N. 2008. Fossil Araceae from a Paleocene neotropical rainforest in Colombia. American Journal of Botany 95(12): 1569–1583. 2008.

[6] Doria, G., Jaramillo, C. A., Herrera, F.A. 2008. Menispermaceae from the Cerrejón Formation, middle to late Paleocene, Colombia. American Journal of Botany 95(8): 954–973.

[7] Herrera, F., Manchester, S.R., Hoot, S.B., Wefferling, K. Carvalho, M. and Jaramillo, C. 2011. Phytogeographic Implications of fossil endocarps of Menispermaceae from the Paleocene of Colombia. American Journal of Botany 98: 2004-2017.

[8] Carvalho, M., Herrera, F., Jaramillo, C., Wing, S., and Callejas, R. 2011 Paleocene Malvaceae from northern South America and their biogeographical implications. American Journal of Botany 98: 1337-1355.
 
[9] Cadena, E., Bloch, J., Jaramillo, C. 2010 New Podocnemidid turtle (Testudines; Pleurodira) from the middle–late Paleocene of tropical South America. Journal of Vertebrate Paleontology 30: 367–382.

[10] Head, J., Bloch, J., Moreno-Bernal, J., Rincon Burbano, A., Bourque, J. 2013 Cranial osteology, Body Size, Systematics, and Ecology of the giant Paleocene Snake Titanoboa cerrejonensis. Journal of Vertebrate Paleontology, Program and Abstracts, 2013,140.

[11] Cadena, E., Ksepka, D.T., Jaramillo, C., Bloch, J.I. 2012 New pelomedusoid turtles (Testudines, Panpleurodira) from the late Palaeocene Cerrejón Formation of Colombia and implications for phylogeny and body size evolution. Journal of Systematic Paleontology 10: 313-331.

[12] Cadena, E., Bloch, J., and Jaramillo, C., 2012. New Bothremydid turtle (Testudines, Pleurodira) from the Paleocene of North-Eastern Colombia. Journal of Paleontology 86: 689-699.

[13] Hasting, A., Bloch, J., Cadena, E., and Jaramillo, C. 2010. A new small short-snouted Dyrosaurid (Crocodylomorpha, Mesoeucrocodylia) from the Paleocene of northeastern Colombia. Journal of Vertebrate Paleontology 30: 139-162.

[14] Hasting, A., Bloch, J., and Jaramillo, C. 2011 A new longirostrine dyrosaurid (Crocodylomorpha, Mesoeucrocodylia) from the Paleocene of north-eastern Colombia: biogeographic and behavioral implications for New World Dyrosauridae. Palaeontology 54: 1095-1116.

[15] Makarieva, A. M.,Gorshkov, V. G., and B. L. Li. 2005 Gigantism, temperature and metabolic rate in terrestrial Poikilotherms. Proceedings of the Royal Society of London, Biological Series, 272:2325-2328.

[16] Sniderman, J. M. K. 2009 Biased reptilian palaeothermometer? Nature 460, doi:10.1038/nature08222.